12 Canali Radiocomandata

Especificaciones:
Unidad de fuente de alimentación de control: 24V
Adaptador de CA (incluido): 100-230V 50-60Hz
Mandos a distancia de alimentación: 9 V Tipo de batería Transistor
Alcance del control remoto: 300 metros en campo abierto
Codificación de control remoto: código fijo
Máximo encendedores prueba actual: 1mA
Dimensiones: 28x16x7
Peso: 3,3 Kg
Certificado CE
Garantía internacional 24 meses
MADE IN ITALY

Esta central de mando es la más simple, compacto y económica de la producción Pyromac. Concebida en un primer momento para pequeños “aficionados” de pirotecnia, ha ido incrementando cada vez más su venta también entre los pirotécnicos profesionales debido a sus simples funciones que lleva.

Las 12 líneas de disparo que pueden ser activadas a través de un mando a distancia, nos permiten conectar al mismo tiempo más encendedores (su número dependerá de las características técnicas, de la distancia respecto a la central de mando y por el tipo de conexión, hablamos de unos 20 encendedores en serie por canal).

La electrónica de gestión en su interior. La electrónica de gestión esta desarrollada con las más modernas tecnologías del mercado con el fin de garantizar el mejor rendimiento aun en las condiciones menos favorables. La activación de las líneas se obtiene a través de específicos componentes electrónicos en estado sólido: evitando el contacto mecánico (relé) evitaremos varios problemas de desgaste en el tiempo y de mal funcionamiento debido a fuertes golpes o vibraciones.

Un error de conexión entre los encendedores o bien la recaída del material aun prendido puede ocasionar cortos circuitos en los cables de los encendedores. Muchos sistemas de disparo en estos casos serian dañados o se apagarían. Sin embargo gracias a la específica tecnología del sistema Pyromac se limita de forma automática la corriente de salida excluyendo todo tipo de daño al sistema o a los cables. Lógicamente el encendedor con el cortocircuito no podremos utilizarlo sucesivamente más el espectáculo podrá seguir sin inconvenientes.

Leer Mas

Los 3 leds abajo a la derecha tiene la función de supervisar la función de la batería, indicándonos cuando se está agotando. La autonomía de la central de mando en modalidad “armado y listo para el disparo” puede alcanzar varios días. Por tanto el pirotécnico estará tranquilo aun teniendo que armar la central de mando muchas horas antes del espectáculo o en el caso que no pueda cargarla antes de otro espectáculo.

El mando utilizado para el encendido remoto, alcanza unos 500 metros en campo abierto y su prendimiento es por medio de un interruptor deslizante puesto en el lateral del trasmisor, garantizando la seguridad en los momentos anteriores al disparo.

Además habrá la posibilidad de establecer el mismo código de transmisión en varias centrales de mando para poder gestionar más unidades con tan solo un mando a distancia. Fíjense en espectáculos con 3 lugares de lanzamiento iguales ( tal vez a muchos metros de distancia unas de otras): en este caso, estableciendo un mismo código para las tres centrales de mando será posible gestionar las tres zonas de lanzamiento simultáneamente de la misma manera, pues no tendremos que tender muchos metros de cable ahorrándonos así muchas horas de trabajo.

La función de Prueba, establece para los terminales que estén conectados de forma correcta a un encendedor listo para el uso que se ilumine un led de confirmación. En los canales vacíos, con encendedores ya utilizados, rotos o mal conectados, el led quedara apagado.

Los terminales utilizados (QuickClips) Su estructura en acero inoxidables y plástico, permite la inyección y el juste apriete de uno o más cables. Tan solo tendremos que apretar con dos dedos en la parte exterior de plástico haciendo que deslice hacia abajo, meter el cable o los cables pelados en el espacio que hay entre el plástico exterior y el acero central, y después soltar la parte exterior. Un resorte potente apretara el conductor asegurando un perfecto contacto eléctrico. Nótese bien: no existe ningún agujero donde meter el cable del cilindro central: El conductor tendrá que ser apoyado en vertical entre el plástico exterior y el metal central en cualquier punto. Los terminales QuickClips, con respeto a los que utiliza la competencia, no van a estropear en ningún caso el cable insertado, pues la superficie es amplia por tanto no ocasionaran el corte de cable.

Esta central de mando esta diseñada para permitir al pirotécnico de encender sus espectáculos a distancia aunque no fuera posible una conexión con cable. Anos tras años el dispositivo se ha ido utilizando cada vez más aun para encender espectáculos tradicionales donde las conexiones de cable hubiesen sido posibles.

Poder disponer de un mando a distancia conlleva menor tiempo de preparación e desmontaje del espectáculo, impide a los supuestos espectadores de “tropezar” con los cables, es mucho más cómodo para su gestión en todos los aspectos. Debido a la evolución en el campo de la radiocomunicación ahora es posible alcanzar distancias significativas (con este dispositivo 500 metros, con otros hasta varios kilómetros) supervisando los encendidos en total seguridad. Los trasmisores y las centrales de mando llevan cada uno un código establecido de forma diferente para cada dispositivo, con la posibilidad de montar espectáculos en la misma zona de disparo sin ocasionar interferencias entre los sistemas de disparo en uso.

Además cabe la posibilidad de poner el mismo código de transmisión en varias centrales de mando para poder gestionar más unidades a través de un único mando a distancia. Fíjense en espectáculos con 3 lugares de lanzamiento iguales ( tal vez a muchos metros de distancia unas de otras): en este caso, estableciendo un mismo código para las tres centrales de mando será posible gestionar las tres zonas de lanzamiento simultáneamente de la misma manera, pues no tendremos que tender muchos metros de cable ahorrándonos así muchas horas de trabajo